Saltar al contenido

Los perros más peligrosos del mundo

Las razas de perros que son considerado PPP (Perros potencialmente peligrosos) en España ya son 16. Son razas de perro peligrosas porque necesitan un adiestramiento adecuado si queremos tenerlos como miembros de nuestra familia y no tener problemas legales por lo que pudiera hacer nuestro perro de talla grande.

En España hay un decreto que cita de forma directa 8 razas de perro potencialmente peligrosas: Akita Inu, Tosa Inu, Dogo Argentino, Fila Brasileiro, American Staffordshire Terrier, Pitbull Terrier, Rottweiler y Staffordshire Bull Terrier. Sin embargo, también especifica que todas las razas que cumplan con las características citadas a continuación, también serán consideradas razas peligrosas:

  • Gran musculatura, cuerpo robusto, ágil y resistente.
  • Carácter fuerte y en ocasiones agresivo
  • Pelo corto
  • Altura superior a 50 centímetros y peso superior a 20kg
  • Cuello ancho, corto y musculoso
Perros más peligrosos del mundo

¿Quieres comprar o adoptar un perro de raza peligrosa?

Para tener un perro peligroso es necesario sacarse una licencia, y para la cual, se han de cumplir 5 requisitos.

  1. Tener la mayoría de edad (+18)
  2. No tener condenas por delitos de homicidio, lesiones, torturas.
  3. Disponer de cierta capacidad física y aptitud psicológica.
  4. Poseer un “seguro de responsabilidad civil” por daños a terceros con cobertura superior a 120.000 euros.

¿Cuáles son las medidas de seguridad que hay que tomar con los perros peligrosos?

Si quieres pasear con tu perro por lugares públicos, deberás llevar contigo una licencia administrativa. Y por supuesto, existen unas medidas de seguridad que se deben seguir a rajatabla:

  • Los perros potencialmente peligrosos deben llevar sí o sí un bozal adecuado a su tamaño.
  • Los animales peligrosos deben ser paseados con una correa no extensible de menos de 2 metros.
  • Todos los perros de raza potencialmente peligrosa deben estar identificados mediante la implantación de un microchip.
  • Los perros de razas peligrosas que se encuentren en fincas, casas de campo, terrazas o patios, deberán estar atados. A no ser que la altura de las columnas que le rodea sea lo suficientemente alta como para proteger a las personas o animales que se encuentren cerca.

¿Cómo ocurre el ataque de un perro de raza peligrosa?

Los perros en general suelen utilizar la agresividad para amedrentar a otros individuos. Al mostrar su agresividad, los perros enseñan los dientes, y si encima son dominantes, tendrán sus orejas alzadas, la mirada fija y se mantendrán firmes.

Pero, ¿Cuál es la principal diferencia entre un perro “normal” y uno de raza peligrosa?

La mayoría de perros poseen un mecanismo de inhibición que les obliga a interrumpir una acción en mitad del progreso. Por ejemplo, si dos perros se pelean, uno se tumbará patas arriba y el otro le marcará pero no le morderá. Este sistema inhibitorio sólo se desactiva cuando el perro realmente teme por su vida o la de sus seres queridos y debe defenderse.

Pero, ¿Qué hay de los perros desinhibidos? Pues estos serían los denominados razas de perro peligrosas o perros potencialmente peligrosos (PPP). Estos perros incapaces de controlar su agresividad son los que pueden atacar sin avisar cuando creen necesario. Además, cuando atacan suelen ir a matar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *